Los planetas y el dilema libertad-intimidad en las relaciones

Una de las preguntas que nos hacemos permanentemente cuando estamos en una relación afectiva, es la de cómo estar cerca de otro sin perder contacto con la propia identidad, sin perderse a sí mismo; cómo comprometerse con la pareja o un amigo sin dejar de ser fiel a sí mismo, tener espacios para compartir y espacios personales.

En términos de nuestro mandala astrológico la LUNA, VENUS Y NEPTUNO nos invitan a relacionarnos, a la unión, la intimidad, la proximidad, la fusión, y el deseo de perdernos en otra persona. En cambio, SOL, MARTE Y URANO nos invitan a la autonomía, el espacio, la libertad, la distancia y la individualidad.

Como sabemos que estos actores internos están siempre presentes, por lo general ocurre que nos sintamos en conflicto y que fluctuemos entre un aspecto y el otro, una parte nuestra buscara espacios de libertad y otra de cercanía e intimidad.

Mercurio y el Valor de la Palabra

Mercurio en nuestra carta natal representa la comunicación, el intelecto, la mente racional, el aprendizaje, el puente entre el inconsciente y el consciente; la manera como percibimos, comprendemos y representamos mentalmente nuestra realidad externa. La palabra se convierte entonces en expresión de nuestro mundo interior. Todos conocemos el efecto poderoso que tiene la palabra sobre la creación y materialización de las ideas, tanto si son positivas o negativas.
El signo, la casa y los aspectos de mercurio nos ayudan a evidenciar particularmente cómo lo percibimos y cómo se expresa en nuestra vida, así como sus fortalezas y aspectos a trabajar. ¿Qué tal si utilizamos su poder y sus potenciales para potenciar nuestros procesos de comunicación y por qué no, para el cumplimiento de nuestras metas y sueños? 
 
Imagen tomada de:https://goo.gl/rw7yri